sábado, 10 de septiembre de 2016

Victoria


Director: Sebastian Schipper
Guionistas: Olivia Neergaard-Holm y Sebastian Schipper
País: Alemania
Año: 2015
Duración: 140 min. aprox.
Trailer

Género / Tópico: Thriller - Drama / Robos & Atracos

Sinopsis: Rodada en un único plano secuencia, el film tiene como escenario el famoso barrio berlinés de Kreuzberg. La cámara es testigo de todo lo que le pasa a la joven Victoria, una joven española de Berlín, durante dos horas de su vida: desde las cuatro de la mañana hasta las seis: desde que conoce a cuatro jóvenes para los que la noche acaba de empezar, y cómo en ese breve periodo de tiempo le suceden cosas que darán un giro total a su vida.


Reparto / Personajes

Laia Costa es Victoria
Frederick Lau es Sonne
Franz Rogowski es Boxer
Burak Yigit es Blinker
Max Mauff es Fuß
Entre otros


NOTA: 8.5 / 10


Acción, tiempo y espacio. Me he enamorado de Victoria. Cuarto y último largometraje de Sebastian Schipper. Una loable propuesta narrativa tan placida como fascinante y vertiginosa. Hipnótica es la palabra. Situada en las calles de Berlín en tiempo real y rodada en un único plano secuencia (la coordinación técnica es extraordinaria, recordaré googlear “making off”), Sebastian desde una perspectiva emocionante y moderna nos sumerge con cámara en mano en una historia de amistad naciente y crimen, música, alcohol, drogas y la promesa de un chocolate frío. 

Habrá personas conservadoras y/o menos disolutas que jamás pasarían una noche en las calles (estoy pensando en alguien que me decía: "si a mí me hablarán unos tipos así, saldría corriendo") ni fraternizarían con desconocidos, y por eso halla el planteamiento de Victoria inverosímil, pero, y sin estar a discusión si tales devaneos nocturnos son correctos o no, la verdad es que es algo común que muchos encontrarán familiar. Yo veo en Victoria un thriller generacional sumamente realista, realmente no es extraño el prolongar una noche de diversión con desconocidos en los que “confiarás plenamente”, y entonces, subir a un auto, asistir a una fiesta, pernoctar en la vía pública o pasar una de las aventuras más peligrosas e idiotas de tu vida con las personas que conociste hace 5 minutos, es algo natural. ¿Qué es lo que nos impulsa a tales decisiones? Esa angustia post-adolescente (e insuperable tengas la edad que tengas), simple curiosidad y estupidez, la soledad, vacío, el hastió… no lo sé, sentimientos que te hacen desear que la noche nunca termine porque por esa ocasión, estarías dispuesto a ir hasta el fin del mundo con tus nuevos amigos antes que regresar a la monotonía diaria. Es fácil tomar decisiones, pero no tanto lidiar con sus consecuencias.  Gracias a este hecho encuentro cautivadora la construcción de esta madrugada berlinesa, con todo y que Schipper destina casi medio metraje a presentarnos a los personajes y no es hasta su segunda mitad que arranca la acción. 

Respecto a Victoria, con la soledad del extranjero es que me quedo como pieza clave de este inesperado incidente que tiene como escenario los barrios berlineses de Kreuzberg y Mitte, caracterizados por sus clubes subterráneos de música techno. Es precisamente en uno de estos clubes que entre la bruma y las luces estroboscópicas, la cámara queda prendada del rostro de Victoria, no podemos hacer más que seguirla. Ser testigos por dos horas del giro que dará su vida al entablar amistad con cuatro berlineses, quienes… aunque después se salen las cosas de control, honestamente sólo querían mostrarle que la verdadera diversión berlinesa estaba en sus calles. Un argumento sencillo y aunque parezca extraño "cotidiano", vuelto explosivo gracias al cómo, el cómo es lo que hace especial el qué.

Por supuesto que éste no es el único filme que se sirve del plano secuencia, hay varios pero seguramente lo relacionaras más fácilmente (el estilo es similar) con Birdman (2014), pero Birdman busca rincones y texturas para hacer el corte y simular que no lo fue, es un falso plano secuencia. En Victoria no es así. Schipper consigue maniobrar un reducido reparto, 150 extras, 6 ayudantes de dirección, tres equipos de sonido y una cámara Canon EOS C300, para en tiempo real rodar un metraje de más de 2 horas a través 22 localidades, es una locura. Comenta su director la idea siempre fue ésta pero con el fin de conseguir el financiamiento había un plan B (y el proyecto que presentó) sería una versión de Victoria en jumpcut, filmando 10 minutos al día, algo que sirvió como el perfecto ensayo para finalmente atreverse a rodar su plano secuencia con cierto grado de improvisación. Comenta Schipper que el tiempo y el dinero les rindió para tres planos secuencias (tres películas), las tres salieron bien pero eligió la última.

Conociendo las exigencias que un proyecto de estas características demanda, la actuación en general y más Laia es muy acertada, me ha gustado la evolución anímica de los personajes. Sobre la fotografía, es genial aprovechando al máximo la luz natural. Otro tanto la música en donde destaco el tema Burn with me de Dj Koze.

Sin duda una grata experiencia a visionar, una implosión de emociones en tan breve tiempo. Entre sus mejores recibimientos en festivales están el Bundesfilmpreis (considerado el evento más prestigioso del cine alemán) donde obtuvo 6 premios y el Festival de Berlín. 

Como datos extra, el guion solo constó de 12 páginas (mencioné párrafos atrás hubo bastante improvisación en los diálogos). Y como anécdota, en la escena donde Laia conduce por última vez (no quiero spoilearte), se equivocó de camino y Schipper que iba en la camioneta oculto le gritaba muy feo, en la edición de audio los omitieron pero parte del pánico del personaje fue real. 

Otras películas en plano secuencia son Rope (1948) de Hitchcock, muy recomendable (aunque tiene cortes debido a que el celuloide de esa época no le permitía registrar un metraje tan extenso) y Russian Ark (2002) de Sokurov (pero es más bien “un paseo por el museo”). Y ya que mencionamos películas, hay que señalar cierta reminiscencia de Victoria con Run, Lola, Run (1998) de Tykwer y un poquito del cine de Gaspar Noé.



La puedes descargar por Mega, por este torrent o ver online en gnula.

No hay comentarios: