miércoles, 7 de julio de 2010

Following


Director: Christopher Nolan
País: Inglaterra
Año: 1998
Duración: 67 min. aprox.
Trailer


Película que llega a mí por conducto de Kenia, una chica obsesionada con Christopher Nolan por sus películas de Batman y Memento. Es un thriller de intriga… rápido, efectivo, elaborado pero sencillo, y que seguro por la temática a mis conocidos gustará y también a alguien más.

Lo más interesante aquí es el inicio del director, su personalidad plasmada a través de una narrativa experimental, en donde mezcla los flashback cual cubo rubik (quizá exagero), intentando hacer ver complejo algo realmente sencillo, con bajo presupuesto que no le impidio divertirse, cuenta la historia la rodaba los fines de semana. Esto nos da una puesta en escena bastante despreocupada, capaz de generar una atmósfera noir atractiva, donde la manipulación es tan exacta que acaba por no ser convincente pero si muy entretenida.

Es la visión “romántica” del escritor que a su manera busca inspiración, en tabernas, parques o como voyeurista, eso último es lo de aquí, recopilando material de las calles, la observación. El protagonista con mucho tiempo libre y “seco” se dedica a seguir a desconocidos, escogidos al azar, atento a sus actos, jamás teniendo contacto con ellos, el génesis de sus personajes. Sin embargo esta forma de vida se vuelve adictiva y es cuando decide implantarse reglas, como el no seguir a nadie más de una vez y reiterarse que jamás de los jamases tendrá contacto con la persona en cuestión. El problema comienza cuando rompe las reglas. Es cuando se ve envuelto en intrigas, obsesiones, asesinatos y el sucumbir bajo el yugo de una “femme fatale”.
Con reflexiones comunes que nos brindaran una sonrisa acerca de la convivencia urbana, escenas que nos traen a la mente a un Hierro 3 (Kim Ki Duk) por su modus operandi similar, una sala de interrogatorio desde nos arrojan la narración y cierta tensión y suspenso.

Una historia que si vemos en su totalidad, de inicio a fin, nos puede resultar… decepcionante, claro, lo cual no limita para disfrutar de la minuciosidad con que está hecha. Por otro lado, no hay que esperar personajes bien diseñados ni la imposibilidad de resoluciones bruscas, el metraje es de una hora.

Humm… considero que hay que verla, me gustó ese ritmo, la ingenuidad de Bill el lastimero escritor (además de que me parece divertido lo que hace, me gustaría intentarlo acompañado de la cámara, pero probablemente fracase, hoy en día la gente está tan avispada a sujetos extraños que les siguen) y la astucia desfachatada del ladrón Cobb.

Recomendable.

3 comentarios:

Fanatico dijo...

Por favor, cambia mi enlace en su sitio.
Ya no es sdd-fanatico.blogspot.com pero al www.sdd-v2-fanatico.net es.

Gracias!

Iván Roldán dijo...

¿No era http://www.sdd-fanatico.org?

Saludos. Ya puse la que dices. :-)

Angie dijo...

okas, la veo, pero nada mas porque dura poco e?