sábado, 3 de enero de 2009

Perfect Blue


Director: Satoshi Kon
País: Japón
Año: 1998
81 min.
Sitio

Primera película que vi de Satoshi Kon, aunque ya hace bastante… unos 8 años, no recuerdo con exactitud algunas partes y detalles, pero sí el hecho de que me agradó bastante. Pensaba verla de nuevo pero… con eso de que hay más cosas que ver, leer y hacer... opto por sugerir así.
Igual de este director he visto Paprika a principios del año pasado, aunque no me agradó del todo espero escribir después algo, así mismo, ver Paranoia agent y Millennium actress.

Copy/paste de la sinopsis: Mima es la cantante de un famoso grupo musical japonés. Ante la bajada de ventas de sus discos, el manager decide apartarla, dándole un papel en una serie de televisión. Mima entra en una profunda depresión que le lleva a replantearse su vida y su carrera. Pero las cosas se complican cuando descubre que toda su vida está al alcance de cualquiera en Internet, y que alguien la está vigilando... Poco a poco se suceden una serie de hechos que incrementan sus dudas y recelos. Cuando la serie empieza a emitirse por televisión, Mima comprueba que la trama de la ficción se reproduce en su vida real... Sueño y realidad se confunden hasta el punto de cuestionarse su propia identidad. El desarrollo de los acontecimientos y su propia intuición llevarán a la protagonista a un desenlace absolutamente inesperado...

Comentario:

De las películas de animación que más me han gustado, fue una grata sorpresa porque la vi sin conocer la sinopsis (rara vez lo hago); y no se ubica sólo entre mis películas que recuerdo con más gusto de animación, sino en general referentes al Thriller psicológico de terror.

La trama tiene tres intersecciones, según recuerdo, proyectadas desde “La habitación de Mima”, tres realidades superpuestas en un desarrollo donde la intensidad y angustia van aumentando paulatinamente, logrando conseguir un clímax encantador.

Tenemos momentos de paranoia y angustia mezclados perfectamente por una atmósfera de confusión y fantasía, la dosis de surrealismo necesario para no perder a nadie pero si atraparlo, y más allá de generar dudas, hacerle disfrutar cada escalonado momento.

Sobre el final, por coherente, creíble y justo que sea no cae en lo predecible o despreciable, tampoco en el clásico ardid presuntuoso.


El comportamiento obsesivo, la degeneración mental ante la caída del ídolo de moda, la frustración, el efecto reflejo del psique… me agradaría dar puntos negativos (porque hasta la modesta animación ofrece escenarios y personajes bastante decentes) pero… será por los años que han pasado o que disfruté al final y lo bien que me cayó el Mimaniaco que no se me ocurre algo.


Ampliamente sugerida.

1 comentario:

Drasky dijo...

Hace mucho tiempo la vi y tambien me encanto , lo fuerte de la trama y lo bien plasmado que se ven cada pensamiento y sensacion en cada escena. Recomendada