lunes, 10 de enero de 2011

Hellevator


Director: Hiroki Yamaguchi
País: Japón
Año: 2004
Duración: 95 min. aprox.
Trailer


Agradable película de ciencia ficción con un corte cyberpunk que desde una perspectiva un tanto “retro” nos muestra un mundo futurista, donde los complejos industrializados han suprimido las áreas abiertas. Absolutamente todo está comprendido en grandes edificios, los cuales se comunican entre sí por elevadores. A diferencia de nuestros ascensores estos van de más a menos en su numeración, teniendo así el último nivel como el 1, el por qué de esto es más literal de lo que nos imaginamos.
En esa ciudad Luchino es una colegiala, una chica con poderes telepáticos y un pasado traumático, un día cualquiera camino al colegio, tras el ir y venir de pasajeros, a pedido del departamento de seguridad el viaje expreso es interrumpido para trasbordar a un par de criminales, un violador en serie y un terrorista. Si de por sí la atmósfera ya era malsana la suma de estos personajes que van camino al nivel 1 para su “descontaminación” la hace aún más. Provocando el caos entre los pasajeros, el terror y la tensión.


Con un director y actores poco conocidos Hellevator maneja muy bien el factor tensión psicológica, de principio a poco antes del fin, sin un gran presupuesto ni recursos, a través de un ambiente claustrofóbico de mórbida incomodidad. Claustrofóbico desde un aspecto social dictatorial que sacrifica humanidad y libertad en pos del orden, pasando por el narrador (la historia viene a partir de un chico en la sala de interrogatorios) hasta el mismo escenario, un elevador.


De preferencia si no la ha visto no seguir leyendo.

Lo que me agrada de esta película es que la simpleza de su argumento resulta eficaz, intrigando, haciéndonos pasar un buen rato a pesar de lo predecible con que se suceden los hechos finales. Agradable de ver esta propuesta pesimista de una sociedad distópica, poco original pero siempre llamativa, la mezcla de elementos que incluyen a la colegiala, los psicópatas y el terrorismo biológico, como se conjunta para expresar un poco de la perversidad que hay en el interior de cada quien.
También el ritmo y la resolución, por modesta que sea, ese giro en cómo, después de todo, protagonista y antagonista son la misma, en la distorsión de la realidad que su misma mente perturbada provoca.


Para bajarla pueden ir a éste blog.

1 comentario:

Tala dijo...

se ve bastante interesante, la buscaré