domingo, 24 de abril de 2011

Taxidermia


Director: György Pálfi
País: Hungría
Año: 2006
Duración: 85 min. aprox.
Trailer


Película ya muy vista, popular y criticada por sus excesos, apenas la voy viendo yo y a pesar de tantos comentarios que hay en la red quiero también hacerlo, finalidad: sugerirla.

Agradable visión irónica con uno que otro elemento surrealista, genealogía anormal de perversión, insana y grotesca. ¿Visión, alegoría de qué? De la cotidianidad húngara en tiempos de la Segunda Guerra Mundial a unas varias décadas después. Ojo: cotidianidad, no belicismo. Esa cotidianidad oprimida por el régimen comunista (la película termina más o menos cuando éste acaba, por ahí de 1989). Taxidermia parte en medio de este contexto (el cual para muchos quedará invisible, oculto tras “aberrantes” escenas) teniendo como primicia un par de cuentos del escritor húngaro Parti Nagy Lajos (no lo he leído ni lo leeré).


La trama desarrolla tres generaciones, la vida de tres personajes donde siempre uno da lugar al otro (jamás compiten por el protagonismo), abuelo, padre e hijo, muy diferentes entre sí salvo que los tres son víctimas de los excesos, vicios que consumen al ser humano… pero hasta eso, cada uno con motivaciones particularidades: el simple deseo por saciar su pervertida lascivia; sueños de ambición, reconocimiento y fama; o bien, un sentido más existencial y único por trascender, un artista.

Tenemos a un soldado de labio leporino destinado a las labores domésticas y que tiene como único entretenimiento fantasías sexuales y masturbaciones. Es el primer eslabón que arroja la primera escena y la más violenta a mi gusto (jugando con su uretra para que su pene “despida fuego”). El segundo, un deportista de gran talento, en busca del reconocimiento de su país y su participación en las olimpiadas, un pasaje de lucha y amor. El tercero, un joven taxidermista, extraño tanto psicológica como físicamente, repulsivo cual animal muerto como con los que trabaja, oscuro, y con un espíritu más elevado que los otros, con una necesidad de proyectarse más filosófica, ambigua, extra-sensorial.



No sé si ya estoy tan curtido… pero no me pareció “asquerosa” o que pusiese a prueba mis sentidos de alguna forma, salvo esa primera escena que me llamó mucho la atención lo demás lo vi particularmente enfermo, sí, pero no lo suficiente como para revolverme, así que pude disfrutarla cómodamente. Sexo, sudor y sangre.

El formato tríptico hace el ritmo más llevadero, la trama… es fácil de entender, y tiene un apartado técnico muy cuidado que hace de la aberración un humor cínico en los primeros planos de un cerdo, o de una paloma defecando, esto es: escenas desagradables sumamente estéticas, contradicciones cinematográficas que se aprecian.


Mi idea inicial era ver A nyomozó (The Investigator) de Galambos, 2008, ahora… además de tenerla pendiente paso a sumar otra de Pálfi, ya sea su anterior o su predecesora.


Si quieren descargar Taxidermia click acá para unos enlaces.


2 comentarios:

AmanecerNocturno dijo...

Película rarísima que me encantó, me dejó marcada.

Liz♥Yoruli dijo...

Si fue de mi agrado, e interpretando algun punto tuyo, a mi me choca que las personas se escandalicen o se dejen impresionar sin analizar que estan viendo x) . Interesante pelicula.